También escribo aquí: _____ Y nos encuentras por acá:______________

 photo bbctr_zpsff494494.jpg photo LeelouBlogsfreesocialiconsTwitterblue_zpsf6d9fb64.png photo LeelouBlogsfreesocialiconsFacebookyellow_zps7114fa27.png photo LeelouBlogsfreesocialiconsgoogleplusblue_zps8e72734b.png photo LeelouBlogsfreesocialiconspinterestyellow_zps6bad5d24.png photo LeelouBlogsfreesocialiconsInstagramblue_zps0ea37116.png photo LeelouBlogsfreesocialiconsYoutubeyellow_zps7f28e2ae.png photo LeelouBlogsfreesocialiconsemailblue_zpsc6ddd218.png

Los mejores amigos de una madre

Una vez que mi hijo me vio llorar, me abrazo y me dijo ‘no pasa nada mami, yo estoy aquí.’ 
Ese ‘yo estoy aquí’ fue más que suficiente para darme cuenta de la impertinencia que estaba cometiendo.

Florcita estaba dentro de mí, creciendo en mi barriguita, sintiendo mi dolor. Germi estaba a mi lado, viendo mis lágrimas, confundido por mí sufrir. La presencia de ambos, las pataditas de mi Florci y las palabras de mi pequeño, poco a poco empezaban a consolarme.

 ¿Cómo fui capaz de permitir que mis hijos presenciaran mi sufrimiento? Eso sí es motivo de malestar. Toque fondo, uno oscuro cubierto de un rio de lágrimas y pesares. Una vez esto sucedió, fue fácil levantarme y perseguir el camino hacia la luz y la felicidad.

Tenemos amigos de todo tipo: con los que salimos, en los que confiamos, a los que les contamos todo, amigos de infancia, de juventud, amigas madres, amigos animales. Tenemos a los mejores amigos. Los incondicionales. Esos mejores amigos son nuestros hijos.

Cómo va la canción de Alejandro Lerner y Enanitos Verdes, Un Amigo es Luz, ‘si hay algo que esconder, o hay algo que decir, siempre será un amigo el primero en saber’. Nuestros hijos son los primeros en compartir nuestra alegría, nuestras lágrimas. Son los primeros en percatarse de nuestros cambios de ánimo. Sin necesidad de contarles con palabras, ellos lo perciben todo.

He decidido compartir todo con mis compañeros, Florcita y Germi, Con unos amigos como ellos las

penas son menos, pero como esas no se han asomado hace mucho, las alegrías han sido las que abundan.

Tu eres mi amiga, me dice mi pequeño Germi . Me regala una sonrisa y me invita a jugar con él. Florcita sonríe cuando le cuento de cómo me acompaño por nueve meses en mi pancita, y ahora en mis brazos.  

Ser su madre es un privilegio, que me consideren una amiga, otro honor especial. Espero ser esa amiga que ellos han sido para mí, incondicional. Mis hijos son mis mejores amigos. ‘Están en las buenas y en las malas’. ‘Un amigo es una luz.’

¿Quién es tu mejor amigo?


Foto: Nosotros,tres amigos. Diana Gran Photography
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Una vez escribí que toda historia merece ser contada.  Al unirme a Iron Blogger con Y Papá También me comprometo  a escribir estas pequeñas historietas.. Muy sencillas, pero la inspiración detrás de ellas, mis hijos, llenos de mucha esencia.

3 comentarios:

  1. Yo creo que es imposible evitar que nuestros hijos nos vean sufriendo como tampoco que nos vean felices. Para mi la diferencia es hacerles saber que todos, ellos, sus padres, todos, sufrimos de vez en cuando (o muchas veces, según el caso) y que está bien. Pero como padres, debemos hacernos responsables de contentarnos y resolver nosotros nuestros problemas y no que se los echen encima para "ayudarnos". Estoy triste porque las cosas no salieron como yo quería, pero ya lo voy a resolver. También tiene que aprender que todos tenemos nuestro corazoncito, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo Monica!
      Es por eso que he decidio compartir todo con mis hijos y los considero los mejores amigos!
      Claro que aunque yo quisiera esconderles algo, lo podrian percibir.

      Pienso que hay mucha ssituaciones donde si hay que conntenerse. Ojala sean mas las alegrias que las penas y no tener que cargarlos con esa vibra. Pero por supuestos que es bueno que sepan que todos tienen ese corazon! Aprenden tanto, empatia, comprension, compasion...

      Un abrazo Monica!

      Eliminar
  2. Un post precioso, con un gran mensaje de superación. De todas formas creo que es inevitable caer de vez en cuando en la tristeza, aunque sea por un segundo.

    ResponderEliminar